0 Item
(41) 3023-0800

 

Este video describe las pautas para realizar un caso de carga immediata de implantes.

 

Introducción: 

La implantodontología es un recurso terapéutico habitual confiable para la solución de gran cantidad de problemas clínicos, este tratamiento representa una alternativa para abordaje en el reemplazo de dientes perdidos (Protocolo sobre implantes).

Hoy en día los avances en el estudio de los tejidos, en las técnicas quirúrgicas y protésica nos permiten minimizar el tiempo necesario para la rehabilitación sobre implantes, disminuyendo los tiempos quirúrgicos a una sola fase sin interferir con la oseointegración.

Actualmente es posible cargar implantes inmediatamente y obtener niveles de oseointegración iguales a los obtenidos con el protocolo tradicional de dos fases. Las investigaciones clínicas que dieron paso al desarrollo del protocolo tradicional fueron muy diferentes a las actuales. Con el tiempo se han modificado algunos principios del protocolo original para permitir emplear la técnica de carga inmediata.

Esta técnica, seguida por una rehabilitación protésica apropiada permite el desarrollo de un perfil gingival con papilas interdentales similares a las de la dentición natural.

En la actualidad en el tratamiento con implantes ya no solo mide el éxito del procedimiento por la oseointegración; el contorno gingival y la estética de las prótesis toman una posición relevante. 1

Se define la oseointegración como una “conexión directa estructural y funcional entre el hueso vivo, ordenado y la superficie de un implante sometido a carga funcional”2,3,4; Otros la definen como “un proceso por el cual se logra una fijación rígida clínicamente asintomática, de material aloplástico y que se mantiene en el hueso durante la carga funcional”4.

La oseointegración básicamente depende de los conocimientos de la capacidad de cicatrización, reparación y remodelado de los tejidos 4. Para lograr el éxito de la oseointegración se debe tener un amplio conocimiento del comportamiento de los tejidos duros y blandos, de la preparación quirúrgica de la zona receptora y de la rehabilitación protésica, así como de la adaptación a largo plazo del tejido a las demandas funcionales.

La oseointegración está condicionada por diversos factores, independientemente de los protocolos quirúrgicos, como son 2, 3, 5:

  1. La técnica quirúrgica, atraumática y que garantice la estabilización primaria de los implantes.

  2. Velocidad de rotación la cual debe ser entre 700 y 1500 revoluciones por minutos

  3. Filo del instrumento

  4. Forma de irrigación

  5. Temperatura de la solución de irrigación

  6. Vascularización ósea

  7. Biomaterial utilizado

Carga inmediata

La técnica de carga inmediata se emplea en los casos en que el implante será cargado protésicamente en el mismo acto de su inserción quirúrgica, alcanzando los niveles de oseointegración clínicamente equivalente a los obtenidos con el protocolo original. La carga inmediata puede ser temprana en las primeras 24 horas después del acto quirúrgico o tardía a los 8 días e inclusive 3 semanas después del acto quirúrgico 6.

La formación de nuevo hueso y la remodelación activa puede ser observada cuando el hueso está mecánicamente estimulado. Por lo cual la carga inmediata puede tener el potencial para aumentar la formación del hueso alveolar alrededor de los implantes 7, 8.

Diversos autores concluyen que el criterio para usar los implantes cargados inmediatamente debe ser 9, 10:

  1. La calidad del hueso

  2. El diseño del implante (tornillo)

  3. La superficie del implante

  4. La estabilidad inicial del implante

  5. La distribución optima del número de implantes

  6. Técnica quirúrgica y protésica precisas.

La carga inmediata es posible desde que se obtiene una estabilidad primaria del implante. Si la carga inmediata es aplicada en implantes con poca estabilidad inicial, se producirá la formación de tejido fibroso en la interfase hueso implante y posterior pérdida de éste. En ese caso se contraindica la carga inmediata por lo que se sumergen los implantes por 3 a 6 meses, cumpliendo el protocolo original.11

Biomecánica

Uno de los aspectos más resaltantes en prótesis sobre implantes es la oclusión que el rehabilitador debe proporcionar. La ausencia del ligamento periodontal, como el elemento de amortiguación entre el diente y el tejido óseo representa una dificultad cuando se trata de prótesis sobre implantes óseointegrados. 4,12. La íntima relación del implante con el tejido óseo obliga a plantear un esquema oclusal específico, tanto en relación céntrica como en relaciones excéntricas. 13

Es necesario desde el primer momento en que se cargan los implantes dar una adecuada relación oclusal, ya que las cargas oclusales se transmiten a la interfase hueso-implante, en un tejido óseo en proceso de cicatrización, el punto de contacto oclusal debe quedar idealmente en el eje axial del implante para así poder evitar las cargas oblicuas u horizontales que incrementan las fuerzas de tracción y cizallamiento a las cuales el hueso es poco resistente. 12

Cuanto mayor sea el ángulo entre la dirección de la carga y el eje axial del implante, mayores serán las fuerzas de compresión, tracción y cizallamiento transmitidas al hueso, que consecuentemente producirá reabsorción ósea y posterior pérdida del implante. 14

Selección del paciente

La selección del paciente candidato a implantes de carga inmediata debe ser cuidadosa para asegurar el éxito a largo plazo del tratamiento.

Pacientes con condiciones médicas como la diabetes controlada, artritis y enfermedades cardiovasculares y con medicación de esteroides, no constituyen una contraindicación para la intervención quirúrgica pero naturalmente se deben tomar precauciones determinadas antes y posterior a la intervención quirúrgica. 2

La valoración del sitio receptor es el punto mas importante a considerar, es indispensable evaluar la oclusión del paciente, así como valorar los hábitos de higiene bucal.

Los estudios que se deben realizar al paciente son los siguientes:

  • Historia Clínica

  • Exámenes de laboratorio (Hematología, coagulación, química sanguínea, electrolitos y función hepática)

  • Examen clínico

  • Evaluación de los modelos de estudio

  • Estudio imagenológico (análisis del hueso disponible)

  • Factores de riesgo a considerar durante la selección del paciente:

  1. Consumo de tabaco

  2. Paciente sometidos a radioterapias en la región cervico-facial

  3. Afecciones sistémicas. Ejemplo: la diabetes no controlada

source: http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0001-63652005000200012&lng=es&nrm=iso&tlng=es

WhatsApp chat